Carta no enviada de Freedom Club (FC) a Live Wild Or Die (LWOD)

CARTA A LOS EDITORES DE LWOD. Instamos a que publiquen esto en LWOD.

Muchas de las personas que quieren destruir la sociedad industrial les preocupa el problema de la población y por lo tanto se abstienen de tener hijos. Creemos que esto es un grave error.

Estudios científicos han demostrado que las actitudes sociales tienden a ser heredadas. Nadie sugiere que las actitudes sociales de una persona están directamente determinadas por su constitución genética, pero hay buenas razones para creer que los niños heredan rasgos de personalidad que los hacen propensos, en el contexto actual de la sociedad, a desarrollar una o varias actitudes sociales. Algunos científicos cuestionan esta conclusión, pero sus argumentos son más bien débiles y están ideológicamente motivados. De todos modos, si las actitudes sociales no se heredan, luego se transmiten a través de la formación de la niñez, porque es cierto que las actitudes de una persona tienden, en general, a parecerse a la de sus padres; teniendo en cuenta, por supuesto, excepciones individuales frecuentes y cambios que se producen en la situación social entre una generación y otra. A diferencia de nosotros, las generaciones anteriores de rebeldes tendieron a atacar determinados males sociales más que a la sociedad industrial en su conjunto, porque en ese momento no era evidente que el mal era inherente al industrialismo en sí. Pero la tendencia general a una actitud rebelde hacia la sociedad moderna se suele pasar de padres a hijos, ya sea genéticamente o mediante la formación.

Al abstenerse de tener hijos, los que se rebelan contra el sistema industrial entregan todo el mundo a los desarrollistas (“Desarrollista” es nuestra palabra para definir aquel que favorece el crecimiento económico y toda esta basura). Debido a que los desarrollistas tienen tantos hijos como desean, mientras que muchos radicales se abstienen de tener hijos debido a su preocupación por el problema de la población, se corre el riego que con cada generación sucesiva, la proporción de desarrollistas en la población aumente y la proporción de rebeldes disminuya.

A nosotros también nos disgusta el estado actual del mundo extremadamente superpoblado y estamos de acuerdo en que es necesario reducir la población de la tierra tanto como sea posible. Pero la mejor manera de alcanzar un objetivo no siempre es dirigirse directamente hacia él.

Lo que la población mundial será en 50 o 100 años a partir de ahora depende principalmente del tipo de sociedad que luego existirá. La actual orientación económica de la sociedad, basada en el industrialismo, tiende inexorablemente a crecer hasta el límite de los recursos disponibles. Mediante la creación de nuevas plantas genéticamente alteradas, o tal vez por medio de algún tipo de fotosíntesis artificial, esta sociedad aumentará en gran medida la capacidad de producir alimentos en el mundo y permitirá o fomentará a que la población crezca hasta el límite de esa capacidad. O, incluso si la población no crece hasta el límite, las demandas de la expansión del sistema industrial explotarán los recursos de la tierra al máximo. Así que si la sociedad actual sobrevive, el mundo que vendrá será horrible.

Por lo tanto, el objetivo más importante es destruir el tipo de sociedad actual y su base industrial.

Si los rebeldes anti-industriales dan una ventaja reproductiva a los desarrollistas absteniéndose de tener hijos, estarían desacelerando el actual crecimiento de la población sólo un poco y estarían aumentando la probabilidad de que los desarrollistas tengan éxito, que la sociedad actual sobreviva y que el mundo del futuro sea un horror.

Si los rebeldes tienen el mayor número de niños posible, estarían acelerando el actual crecimiento de la población sólo ligeramente e incrementaría el número de rebeldes anti-industriales, por lo tanto aumentaría la probabilidad de que la sociedad actual pueda ser eliminada y consecuentemente crecería la probabilidad de que la población mundial se pueda reducir en gran medida en el futuro.

Así que sería mejor para aquellos que odian el industrialismo cruzarse con desarrollistas hasta que la sociedad actual haya sido eliminada.

FC Grupo Terrorista Anarquista

This entry was posted in Uncategorized. Bookmark the permalink.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *